Molnupiravir, el antiviral oral en fase de investigación de MSD y Ridgeback, redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50 por ciento en comparación con placebo, en pacientes con COVID-19 leve o moderado, de acuerdo con el análisis interino positivo del estudio de Fase 3

En el análisis interino, el 7,3% de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados o fallecieron, en comparación con el 14,1% de los pacientes tratados con placebo

MSD planea solicitar la autorización de uso de emergencia en los Estados Unidos, y presentará solicitudes a las agencias reguladoras de todo el mundo. Si se autoriza, molnupiravir podría ser el primer medicamento antiviral oral para COVID-19.



Buenos Aires, 1 de octubre de 2021 – MSD, la compañía norteamericana Merck Sharp & Dohme, y Ridgeback Biotherapeutics anunciaron hoy que molnupiravir (MK-4482, EIDD-2801), un medicamento antiviral oral en investigación redujo significativamente el riesgo de hospitalización o muerte en un análisis interino planificado del ensayo fase 3, MOVe-OUT, en pacientes adultos no hospitalizados con algún factor de riesgo y con COVID-19 de leve a moderado. En este análisis provisional, molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50%; el 7,3% de los pacientes que recibieron molnupiravir fueron hospitalizados o fallecieron transcurridos 29 días después de la distribución aleatoria (28/385), en comparación con el 14,1% de los pacientes tratados con placebo (53/377); p=0,0012. Al día 29, no se reportaron fallecimientos en los pacientes que recibieron molnupiravir, en comparación con 8 fallecimientos en los pacientes que recibieron placebo. Por recomendación de un Comité de Monitoreo de Datos (Data Monitoring Committee) independiente y en consulta con la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), el reclutamiento de pacientes se ha detenido de forma precoz debido a estos resultados positivos. MSD planea presentar una solicitud de Autorización de Uso de Emergencia (EUA por sus siglas en inglés) a la FDA de los Estados Unidos lo antes posible, en base a estos hallazgos y presentar solicitudes de comercialización ante otros organismos reguladores en todo el mundo.
“Se necesitan de manera urgente más herramientas y tratamientos para combatir la pandemia de COVID-19 que se ha convertido en una de las principales causas de muerte y continúa afectando profundamente a los pacientes, las familias y la sociedad, tensionando los sistemas sanitarios en todo el mundo. Con estos convincentes resultados, vemos con optimismo que molnupiravir pueda convertirse en un medicamento importante como parte del esfuerzo global para combatir la pandemia y se sumará al legado único de MSD de proporcionar descubrimientos para enfermedades infecciosas cuando más se necesitan. De acuerdo con el firme compromiso de MSD de salvar y mejorar vidas, continuaremos trabajando con las agencias reguladoras y haremos todo lo posible para llevar molnupiravir a los pacientes lo más rápido posible” afirma Robert M. Davis, CEO y presidente de MSD. “En nombre de todos los que formamos MSD, agradezco a nuestra red de investigadores clínicos y pacientes por sus contribuciones esenciales al desarrollo de molnupiravir”.
“Dado que el virus continúa circulando y debido a que las opciones terapéuticas actualmente disponibles deben ser administradas de forma intravenosa y/o requieren acceso a un centro sanitario, se necesitan tratamientos antivirales que se pueden tomar en casa para mantener a las personas con COVID-19 fuera del hospital”, señala Wendy Holman, CEO de Ridgeback Biotherapeutics. “Estamos muy animados por los resultados del análisis interino y esperamos que, de ser aprobado, molnupiravir pueda tener un profundo impacto en el control de la pandemia. Nuestro acuerdo con MSD es fundamental para garantizar un acceso global rápido si se aprueba este medicamento, y apreciamos el esfuerzo de colaboración para alcanzar esta importante etapa en su desarrollo”.


Acerca de los resultados del análisis interino planificado

El análisis interino planificado evaluó los datos de 775 pacientes que se incluyeron inicialmente en el ensayo de Fase 3 MOVe-OUT el 5 de agosto de 2021 o antes. En el momento de decidir detener el reclutamiento de pacientes, basado en los convincentes resultados provisionales de eficacia, el ensayo se acercaba al objetivo total de la muestra de reclutamiento de Fase 3 de 1.550 pacientes, con más del 90% del tamaño de muestra previsto ya inscrito.
Los criterios de inclusión requerían que todos los pacientes tuvieran COVID-19 leve a moderado confirmado por laboratorio, con inicio de los síntomas durante los 5 días previos a la distribución aleatoria del estudio. Se requirió que todos los pacientes tuvieran al menos un factor de riesgo al participar en el estudio. Molnupiravir redujo el riesgo de hospitalización y/o fallecimiento en todos los subgrupos clave; la eficacia no se vio afectada por el momento de aparición de los síntomas o el factor de riesgo subyacente. Además, sobre la base de los participantes con datos de secuenciación viral disponibles (aproximadamente el 40% de los participantes), molnupiravir demostró una eficacia consistente en las variantes virales Gamma, Delta y Mu.
La incidencia de cualquier efecto adverso fue comparable en los grupos de molnupiravir y placebo (35% y 40%, respectivamente). Del mismo modo, la incidencia de efectos adversos relacionados con el fármaco también fue comparable (12% y 11%, respectivamente). Menos sujetos interrumpieron el tratamiento debido a un efecto adverso en el estudio en el grupo de molnupiravir (1,3%) en comparación con el grupo placebo (3,4%).


Acerca de los esfuerzos de MSD para facilitar el acceso a molnupiravir, si se le concede aprobación para uso de emergencia o comercial

En previsión de los resultados de MOVe-OUT, MSD ha estado produciendo molnupiravir a riesgo. MSD espera producir 10 millones de cursos de tratamiento para fines de 2021, y se espera que se produzcan más dosis en 2022.
A principios de este año, MSD firmó un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos mediante el cual MSD suministrará aproximadamente 1,7 millones de tratamientos de molnupiravir al gobierno de los Estados Unidos, una vez que obtenga la autorización para uso de emergencia o la aprobación de comercialización por parte de la FDA de los Estados Unidos. Además, MSD ha firmado acuerdos de abastecimiento y compra de molnupiravir con otros gobiernos de todo el mundo, sujetos a la autorización regulatoria, y actualmente está en conversaciones con otros gobiernos.
MSD tiene el compromiso de proporcionar acceso puntual a molnupiravir a nivel mundial, si está autorizado o aprobado, y planea poner en marcha un enfoque de precios escalonados, basado en los criterios de ingresos por país del Banco Mundial, reflejando la capacidad de los países para financiar su respuesta sanitaria a la pandemia.
Como parte de su compromiso para ampliar el acceso a nivel global, MSD anunció previamente que la compañía ha realizado acuerdos no exclusivos de licencia voluntaria para molnupiravir con fabricantes genéricos establecidos para acelerar la disponibilidad de molnupiravir, en más de 100 países de ingresos bajos y medios (LMIC), tras las aprobaciones o autorizaciones de emergencia por parte de las agencias reguladoras locales.


Más acerca del ensayo clínico MOVe-OUT

El ensayo clínico MOVe-OUT (MK-4482-002) (NCT04575597) es un estudio de Fase 3 aleatorizado, controlado con placebo, doble ciego y multicéntrico con pacientes adultos no hospitalizados con COVID-19 leve a moderada confirmada por laboratorio, con al menos un factor de riesgo asociado a resultados desfavorables de la enfermedad y con síntomas dentro de los cinco primeros días antes de la aleatorización. El objetivo primario de eficacia de MOVe-OUT es evaluar la eficacia de molnupiravir en comparación con placebo, determinado por el porcentaje de pacientes que requieren hospitalización y/o fallecen, desde el momento de la aleatorización hasta el día 29.
La parte de Fase 3 de MOVe-OUT se llevó a cabo a nivel mundial, incluso en más de 170 sitios planificados en países como Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Egipto, España, Estados Unidos, Filipinas, Francia, Guatemala, Israel, Italia, Japón, México, Polonia, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica, Suecia, Taiwán y Ucrania. Para obtener más información sobre el estudio MOVe-OUT, por favor visite clinicaltrials.gov.
Los factores de riesgo más comunes incluyeron obesidad, edad avanzada (>60 años), diabetes mellitus y enfermedad cardíaca. Hasta la fecha, las variantes Delta, Gamma y Mu han representado casi el 80% de los casos evaluables en el ensayo clínico. El reclutamiento en América Latina, Europa y África representó el 55%, 23% y 15% de la población del estudio, respectivamente.


Acerca de Molnupiravir

Molnupiravir (MK-4482/EIDD-2801) es la forma farmacéutica en investigación administrada oralmente de un potente análogo ribonucleósido que inhibe la replicación del SARS-CoV-2, el agente causal de COVID-19. Se ha demostrado que molnupiravir es activo en varios modelos preclínicos de SARS-CoV-2, incluyendo profilaxis, tratamiento y prevención de la transmisión. Además, los datos preclínicos y clínicos han demostrado que molnupiravir es activo contra las variantes más comunes del SARS-CoV-2. Molnupiravir ha sido inventado en Drug Innovations en Emory (DRIVE), LLC, una empresa de biotecnología sin ánimo de lucro propiedad en su totalidad de la Universidad Emory, y está siendo desarrollado por MSD en colaboración con Ridgeback Biotherapeutics. Ridgeback recibió un pago por adelantado de MSD y también es elegible para recibir pagos contingentes, dependiendo del logro de ciertos hitos de aprobación regulatoria y de desarrollo. Cualquier beneficio de la colaboración se dividirá entre los socios por igual. Desde la autorización por Ridgeback, todos los fondos utilizados para el desarrollo de molnupiravir han sido proporcionados por MSD y Wayne y Wendy Holman de Ridgeback.
Molnupiravir también se está estudiando para la profilaxis post-exposición en MOVe-AHEAD, un estudio de fase 3 global, multicéntrico, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo, que está evaluando la eficacia y la seguridad de molnupiravir para prevenir la propagación de COVID-19 dentro de los hogares. Para más información, por favor visitar http://merckcovidresearch.com.


Acerca de Ridgeback Biotherapeutics

Con sede en Miami, Florida, Ridgeback Biotherapeutics LP es una empresa biotecnológica enfocada en enfermedades infecciosas emergentes. Ridgeback comercializa Ebanga® para el tratamiento del ébola y tiene un pipeline en últimas fases de investigación que incluye molnupiravir para el tratamiento del COVID-19. El desarrollo de molnupiravir está financiado en su totalidad por Ridgeback Biotherapeutics y MSD. Todo el capital social de Ridgeback Biotherapeutics, LP, tiene su origen en Wayne y Wendy Holman, quienes están comprometidos a invertir y apoyar tecnologías médicas que salvarán vidas. El equipo de Ridgeback se dedica a trabajar para encontrar soluciones que salvan vidas y cambien su vida para los pacientes y las enfermedades que necesitan líderes comprometidos.


Sobre MSD

Desde hace 130 años, MSD inventa para la vida, aportando medicamentos y vacunas para resolver muchas de las enfermedades que suponen un mayor desafío a nivel mundial, cumpliendo con nuestra misión de salvar y mejorar vidas. MSD es una marca de Merck & Co., Inc., con sede en Kenilworth, Nueva Jersey, Estados Unidos. Demostramos nuestro compromiso con los pacientes y la salud de la población incrementando el acceso a la salud mediante políticas de gran alcance, programas y colaboraciones. En la actualidad, MSD continúa a la vanguardia de la investigación para avanzar en la prevención y tratamiento de enfermedades que amenazan a personas y animales - incluyendo el cáncer, enfermedades infecciosas como el VIH y el Ébola, y enfermedades animales emergentes - y aspiramos a ser la compañía biofarmacéutica dedicada a la investigación intensiva líder en el mundo. Para obtener más información visítenos en: www.msd.com y conectar con nosotros en Twitter, LinkedIn and YouTube.


Declaraciones de futuro

Esta nota de prensa de MSD (marca de Merck & Co., Inc., con sede central en Kenilworth, Nueva Jersey, Estados Unidos), contiene "declaraciones de futuro", término que se define en la Ley de Reforma de Litigios de Valores Privados de Estados Unidos (1995). Estas declaraciones se basan en las creencias y expectativas actuales de la gerencia de MSD y están sujetas a riesgos e incertidumbres significativas. Con respecto a los productos en desarrollo, no puede haber ninguna garantía de que dichos productos recibirán las aprobaciones regulatorias necesarias o llegarán a tener éxito comercial. Si los supuestos básicos resultan no ser acertados, o surgen riesgos o factores inciertos, los resultados reales pueden diferir de los expuestos en las declaraciones de futuro.
Los riesgos e incertidumbres pueden incluir, pero no se limitan a: las condiciones generales del sector y la competencia; factores económicos generales, incluidas las fluctuaciones en los tipos de interés y valores de cambio de moneda; el impacto del reciente brote global causado por la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19); el impacto de la regulación de la industria farmacéutica y la legislación sobre el sector sanitario en Estados Unidos e internacionalmente; las tendencias mundiales en materia de contención de gastos sanitarios; los avances tecnológicos, nuevos productos y patentes obtenidos por la competencia; los retos inherentes del proceso de desarrollo de un nuevo producto, incluida la obtención de aprobación por parte de las autoridades regulatorias; la capacidad de MSD para predecir con exactitud las condiciones futuras del mercado; dificultades o retrasos en los procesos de fabricación; inestabilidades financieras de economías internacionales y riesgo soberano; la dependencia en la efectividad de las patentes y otras protecciones de los productos innovadores de MSD; y la exposición a litigios, incluidos los litigios sobre patentes y / o las acciones normativas.
MSD no asume ninguna obligación de actualizar públicamente ninguna proyección a futuro, ya sea como resultado de nueva información, eventos futuros o de cualquier otra manera. Otros factores adicionales que podrían hacer que los resultados difieran materialmente de los que se describen en las proyecciones de futuro pueden encontrarse en la Memoria anual de MSD de 2020 en el Formulario 10-K, y en otros documentos de la Compañía presentados ante la Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos (SEC) que pueden consultarse en (www.sec.gov).


Contactos de Prensa

Lucila Brandt – Gerente de Comunicaciones MSD Argentina
lucila.brandt@merck.com

Silvina Fotia – Directora de Comunicación Estratégica Ágora Argentina
silvina.fotia@agorapublicaffairs.com

Florencia Mendez – Gerente de Comunicación Estratégica Ágora Argentina
florencia.mendez@agorapublicaffairs.com